Nubarrones


Un nubarrón,

es una nube de un color más triste,

ni mas

ni menos.

Los nubarrones son ganas de llorar acumuladas

tras un horizonte luminoso,

tras unas ganas de reír involuntarias, despistadas?

La última vez que me vi observando mi sombra absorto… fué porque

vino a visitarme un nubarrón inesperado, que prendió de mis párpados

una mirada excéntrica, turbada.

Durante una época no muy lejana

viví cerca de un nubarrón.

Me mudé allí porque me salió un trabajo de optimista a tiempo parcial.

Al principio tenía todo lo que podía desear: un objetivo quebradizo,

una determinación de hierro, y una sonrisa recién estrenada.

Pero las vistas al nubarrón cada vez estaban más presentes.

No paraba de mirarlo.

Hasta llegué a darme cuenta de que todos los colores, no eran más que variaciones,

del gris que salía del nubarrón.

Me tumbaba bajo él, a decidirme sobre si era un privilegiado por vivir bajo él

o si era un pobre desgraciado porque no sabía ver lo que había más allá

del nubarrón.

Pero no me movía…

Hasta que un día pasó…

El nubarrón, como todo,

dejó de serlo.

El picor del sol que de nuevo golpeaba en mi cara..

me hacía preguntarme

dónde habría ido todo ese tiempo que gasté con torpes pensamientos,

que no tenían otro centro,

que el del pobre nubarrón.

Una nube de otro color distinto,

pasajera como las demás,

hetérea como todas.

Un nubarrón es un nubarrón,

no soy yo padeciendo,

es sólo el techo del dolor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s